BIENVENIDO!

Oficina - Matriz: (593 - 02) 2564 714 - 2558 702
Cabina - Matriz: 2239 800 / WhatsApp: (593) 098 400 3456

Miercoles--12:14:04 Usted esta escuchando REFLEXIONES JUNTO AL POZO DE SICAR --- Luego Viene: FAMILIA: IDENTIDAD Y MISIÓN R. a las: 12:20:00

La Comunión de los Santos

13 julio 2018, 0 comentarios, en BLOG DEL PADRE DIRECTOR

Valoraciones

(1 Voto)

Que todos los que estamos unidos en Cristo -los santos del cielo, las almas del purgatorio y los que aún vivimos en la tierra- debemos tener conciencia de las necesidades de los demás.

Los santos del cielo no están tan arrobados en su propia felicidad que olviden las almas que han dejado atrás. Aunque quisieran, no podrían hacerlo. Su perfecto amor a Dios debe incluir un amor a todas las almas que Dios ha creado y adornado con sus gracias, todas esas almas en que El mora y por las que Jesús murió.

En resumen, los santos deben amar las almas que Jesús ama, y el amor que los santos del cielo tienen por las almas del purgatorio y las de la tierra, no es un amor pasivo. Los santos anhelan ayudar a esas almas en su caminar hacia la gloria, cuyo valor infinito son capaces de apreciar ahora como no podían antes. Y si la oración de un hombre bueno de la tierra puede mover a Dios, ¡cómo será la fuerza de las oraciones que los santos ofrecen por nosotros!

Además de las fiestas dedicadas a los santos canonizados, la Iglesia dedica un día al año para honrar a toda la Iglesia triunfante, la Fiesta de Todos los Santos, el primero de noviembre.

Compartir en:


Comentarios

Debes estar registrador para poder comentar